Servicio de tratamiento de canales o conductos

Cuando una caries dental alcanza la pulpa donde se encuentra el nervio, el dentista debe proceder curar el diente por medio de un tratamiento de canales con el fin de prevenir una infección bacteriana. En cuanto las bacterias penetren en la pulpa, el diente debe ser desvitalizado.

Un diente que sufra un tratamiento de canales se vuelve débil y corre más riesgos de romperse. Se aconseja restaurar tal diente por medio de una corona o al menos por un pivote dental para darle un poco de solidez.


Las circunstancias donde se necesita un tratamiento de canales son las más frecuentes, comenzando por caries profundas que alcanzan la pulpa dental donde se encuentra el nervio, un diente roto dónde una obturación no basta para la restauración, una pulpa irritada por un traumatismo, una pulpa irritada por una obturación (precinto) muy profunda, un diente necesitando una corona pero que requiere un apoyo adicional de un pivote y finalmente una lesión infecciosa que se encuentra en la raíz de un diente que puede descubrirse mediante una radiografía.

 

Cuadro de las tarifas (en pesos COL.)

Descripción Niño Adulto
Dientes temporales 150.000 $ -
Dientes unirradiculares (un conducto) 200.000 $ 200.000 $
Dientes birradiculares (dos conductos) 250.000 $ 250.000 $
Dientes multirradiculares (más de tres) 350.000 $ 350.000 $
     

 

 

Etapas de preparación de un tratamiento de canales
Ahí tienen las etapas requeridas para efectuar un tratamiento de canales con éxito. En primer lugar el dentista hace una anestesia local y elimina las caries y los tejidos vivos dentro del diente.

Porcentaje de éxito y complicaciones de un tratamiento de canal
El tratamiento de canales tiene un muy buen porcentaje de éxito, más del 95%. Si son bien cuidados, los dientes curados por un tratamiento de canales pueden durar toda la vida.