Servicio de tratamiento de absceso dental

Un absceso dental es una infección bacteriana que puede ser dolorosa o no y que generalmente contiene pus. Esta clase de infección se encuentra en el perímetro de la raíz de un diente o alrededor de la encia.

Para que un absceso aparezca, es necesario que un diente esté fracturado, o que tenga una caries dental que haya alcanzado la pulpa, es decir, la cavidad central del diente. Si la infección proviene de la encía, el absceso ocurre entonces a raíz de la periodontitis (enfermedad de las encías). Un absceso dental mal aseado puede alcanzar el hueso de la mandíbula y causar graves complicaciones.
 

 

Los síntomas de un absceso

El síntoma principal de un absceso dental es un dolor agudo e intenso en el diente infectado. Pueden existir largos momentos sin dolor, incluso días o meses, antes de darse cuenta de que tiene un absceso. Se pueden también tener en cuenta otros síntomas :

- Inflamación o enrojecimiento de la encía
- Dolor al masticar
- Dolores de cabeza, fiebre y un cansancio general
- Una cantidad importante de pus nauseabundo y coloración verde que termina por agotarse, y una sensación de dolor continua.

 

Cuadro de las tarifas (en pesos COL.)

Descripción Niño Adulto
Drenaje 80.000 $ 80.000 $
     

 

 

Complicaciones de un absceso dental
Un absceso dental que no es aseado puede llevar a serias complicaciones que pueden perjudicar la salud de una persona de manera muy importante y a veces inevitable.

Tratamiento y prevención de un absceso dental
Tratar un absceso dental puede variar según la gravedad de la infección, y si esta alcanza la encía o el diente.